Derechos Autor bajo licencia Creative Commons

sábado, 21 de marzo de 2015

Liderazgo Digital: El líder vulnerable

¿Es posible liderar un entorno en el que en menos de 2 años han cambiado las reglas de juego de forma completa? En este post hago una reflexión de la madera de la que deberían estar hechos los nuevos líderes en la era digital. Es mi visión, nada menos científico. Y merece la pena. 


Liderazgo_Digital
 No se si habéis sentido alguna vez que se os iluminaba la bombilla cuando leíais algo o veíais algún vídeo. A mí sí. Y este vídeo que os recomiendo contiene esa chispa [http://youtu.be/DjcZrtcBZi4]. Os lo recomiendo ver al final. La estadística dice que tan solo un 2% de los que leáis este post terminareis viendo el vídeo. Bienvenido ese 2% que se lo lleva puesto. 

En este entorno de nuevas formas de hacer donde un algoritmo se puede dar al traste con el trabajo que habitualmente venían desempeñando 15 ó 20 personas, hace falta un nuevo tipo de persona preparado para liderar equipos de personas con un alto talento y con una curiosidad y una pasión sin limites. 
El secreto ya no está a mi juicio en este tipo de personas que tenían clara una visión y que magnetizaban a su equipo. Hablo de ese tipo de líderes que han dejado a muchas organizaciones huérfanas cuando se han ido. El huevo líder en la era digital se deja cuestionar, admite el error como forma de evolucionar y de crear el futuro, se sorprende del talento y de la creatividad del equipo. Incluso llega a cuestionarse su papel rodeado de gente que es capaz de generar ideas brillantes por la noche y son capaces de llegar al día siguiente con la solución a un problema irresoluble -aparentemente- la noche anterior.
En este estadio de transformación digital al que se han visto abocadas la mayoría de las empresas tradicionales, el nuevo líder coordina equipos multidisciplinares, con talentos diversos y a veces antagónicos. Perfiles que en las organizaciones tradicionales han estado a veces enfrentados: marketing y BI, ventas y desarrollo de producto, tecnología y negocio. Ahora todos forman parte del mismo equipo y cada uno aporta su chispa de brillantez.
Ahí van algunas pistas de lo que a mi juicio debe contener un líder de la transformación digital:

  • El nuevo liderazgo es facilitador del talento del colectivo. En el post "En busca de unicornios" esbozaba algunas de las capacidades de los nuevos profesionales de lo digital. ¿Es posible liderar un equipo de gente hambrienta, apasionada, curiosa, sin miedo el error, con capacidad para cuestionar, probar y aprender? Quizá no sea posible si tu concepto de líder está basado en la vieja idea del líder que cuando se para, paraliza al equipo. El nuevo líder digital facilita que el talento fluya y crea el espacio necesario para que los diferentes perfiles contribuyan hacia una visión que es cambiante por definición. 
  • El nuevo liderazgo es humano y cercano. Precisamente ese entorno cambiante, exige admitir el error como parte del guión. Durante años he aprendido a contar con la situación personal del equipo como parte indispensable de la generación de valor. En mis statu semanales siempre he empezado por 2 minutos de checkin personal. No es posible sacar lo mejor de nadie cuando una persona ha sufrido un quiebre importante es su vida. Merece la pena saber cómo llegamos cada uno antes de pedir esfuerzos. El primero que puede sentirse hundido algún día eres tú y no pasa nada, si has sabido respetar previamente la situación de tu equipo. 
  • El nuevo liderazgo es generoso. ¿Quién no se ha visto alguna vez en su vida preparando un documento para su jefe?, ¿y quién no ha vuelto a recibir feedback alguno después de entregar el documento definitivo? Si decides ser una facilitadora o un facilitador del talento de un colectivo de gente brillante, acabas de abrir la puerta a la visibilidad de ese talento. Y posiblemente parte de tu equipo se vaya -empezando por los más brillantes. Y posiblemente ese sea el mayor catalizador de creación de valor para el equipo que se queda: "Aquí se crece, aunque sea fuera". 
  • El nuevo liderazgo consiste en perseverar y saber rectificar. Recuerdo la conversación entre Alicia en el país de las maravillas y el gato Cheshire: `Would you tell me, please, which way I ought to go from here?' `That depends a good deal on where you want to get to,' said the Cat. `I don't much care where--' said Alice. `Then it doesn't matter which way you go,' said the Cat. No es posible avanzar cuando se desconoce el rumbo. Es posible tener una visión cambiante y el propósito debe ser único. Creo que es necesario perseverar en alcanzar una situación futura deseable y también es posible rectificar sobre el método, las formas o la planificación inicial. Ahora, prepárate para que te cuestionen. 
  • El nuevo liderazgo hace uso de la intuición. Hoy en día todos admitimos la intuición como parte de los ingredientes en el proceso de decisión. De hecho la intuición es una sana mezcla de experiencia y observación. Las tipas y tipos que mejor he visto que manejan la intuición, son aquellas que no serian capaces de "de-construir" su proceso de toma de decisiones. Algo similar ocurre con los sistemas expertos y su dificultad para crear una inteligencia artificial que se asemeje al funcionamiento del cerebro humano. Es lo que se conoce en el proceso de aprendizaje como la fase de "consciencia competente".
  • El nuevo liderazgo impulsa la curiosidad. Y dado que no es posible en equipos multidisciplinares tener un nivel de profundidad en el conocimiento de todos y cada una de las disciplinas, lo único que queda es la curiosidad como catalizador. Saber amasar la intuición y la curiosidad diaria como catalizador de resultados, creo que es la capacidad más necesaria cuando se lideran equipos digitales. Y la curiosidad y la pasión van de la mano a todas partes. 
  • El nuevo liderazgo se apalanca en la escucha. Nunca se me olvidará la frase de Rafael Echeverría sobre que la escucha es la parte más activa del lenguaje. Si has sido capaz de crear el espacio necesario para que ocurran las cosas, de facilitar la contribución de talento en aras de alcanzar una situación futura deseable, de admitir el error como ingrediente indispensable del proceso creativo, de cultivar la curiosidad como catalizador del cambio, prepárate para ser cuestionado a diario. Cuando gestionas un equipo de gente extraordinaria, la diversidad de criterio es algo sí o sí, siempre se va a dar. Empezando por un equipo cuestionando en bloque tu decisión. El día que eso ocurra, sonríe porque acabas de facilitar el espacio que andabas buscando. 








En resumen, a diferencia del viejo liderazgo -creador de clones a imagen y semejanza de sí mismo, el nuevo liderazgo es capaz de crear nuevos líderes a partir de la diversidad.De momento estas han sido las habilidades que me han salido de una vez. ¿Se te ocurre alguna adicional? Seguro que sí. 

Nuevo_vs_Viejo_Liderazgo_@b_crespo

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 12:40 p. m.

viernes, 13 de marzo de 2015

Mi Gratitud

Esto no es un adiós es un hasta siempre. Es un ejercicio de gratitud a todas las personas con las que he trabajado en estos años.

Mi_Gratitud_BBVA
Cuando te regalan la oportunidad de crear, de reírte, de retar, de equivocarte, de jugar, de aprender y de disfrutar haciendo todo aquello que te apasiona, solo queda el débito de la gratitud. Es un regalo poder unir tanta creación y poder hacerlo en tu trabajo: Mi gratitud.

Estos años han sido un plan avanzado de aprendizaje. Un "master" de posibilidades. Rodeado de gente que admiro y de todo el talento que hay concentrado en este equipo. Ha sido vivir un sueño en vida. Cada uno de los recuerdos que me llevo son parte de una experiencia que siempre volvería a vivir. Y ya no voy a vivirla y también hay que aprender ese desapego. Tampoco ha sido fácil el desapego. Y había que vivirlo para interiorizarlo: Mi gratitud. 

Hay mucha energía concentrada en un equipo de personas que tienen su foco en entregar lo mejor que saben hacer, para el beneficio de un colectivo. Es como trabajar para un futuro mejor de todos y cada uno de los que están dentro y también de los que están fuera. Tanta energía junta, siempre genera resultados. Y yo soy el resultado de parte de esa energía: Mi gratitud.

Ahora, elijo vivir nuevos sueños y será fuera de este equipo. Y gran parte de lo que me queda por crear, por reírme, por retar, por equivocarme, por jugar, por aprender y por disfrutar, lo haré en compañía de todos aquellos que elijan compartir su talento conmigo. Y esa energía que me llevo es motivo para estar agradecido. 

Dejo BBVA: Mi gratitud. 
Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 11:37 p. m.

viernes, 6 de marzo de 2015

Creando diferenciación digital

Imagen by Cocoe

Si tuviera que elegir una nueva actividad que realmente me apasionara, volvería a vivir lo digital. Cada tuit, cada post, cada clic, cada gesto con el pulgar, cada entrada, cada salida, cada movimiento es la confirmación en tiempo real de una hipótesis.

Encontrar un trabajo que te permite vivir la dinámica hegeliana de tesis, hipótesis y síntesis en cada segundo es el sueño de todo apasionado por el aprendizaje. Siempre me ha frustrado escuchar a un cínico afirmando con rotundidad que la vida es así y nunca va a cambiar. Y la suerte de todos los que trabajamos en digital es poder ver a diario una teoría destrozada y comprobar que una hipótesis completamente inesperada, se hace realidad por deseo de un usuario. 
He pasado tiempo en mi vida concentrado en crear estrategia y rodeado de afirmaciones teóricas sobre el "customer centricity". La suerte de trabajar en digital es que cada una de los bloques que no se podían mover, se desploman en cuestión de meses, años. La irrupción de nuevas formas de hacer negocio, ha dado al traste con modelos que se consideraban eternos. Y después, ha surgido la belleza de una nueva forma de hacer que respeta el deseo de los usuarios. Lo digital es "customer centric". No hay trampas. El usuario elige. Ahora ya nadie puede cuestionar que es el usuario es que toma las decisiones.
Hay un componente de revolución en esta nueva sociedad de usuarios y ese componente tiene la carga de equidad de saber que ya no se puede engañar al usuario. Atrás quedaron los momentos de desconectar un fax para no recibir bajas, de volver loco a un cliente para dar de baja sus contratos. Ahora un clic cambia la realidad de una compañía y abre nuevas posibilidades.
El potencial de negocio de lo digital ha abierto la libre circulación de usuarios. Todo fluye. Y un tuit, un post, un clic, un gesto con el pulgar, una entrada y una salida, cambian la cuenta de resultados de una compañía. Y el usuario es el que ha decidido desde el sofá de su casa. Y es posible que la primera información que consumió, fuera de pie en una parada de autobús, desde su móvil. 

Creo que la gran ventaja en este nuevo entorno de competencia, ya no se establece simplemente por ladrillos o por presupuesto. Se crea a partir de la habilidad de los profesionales de marketing a la hora de crear, distribuir y acercar contenidos que ayuden al usuario a tomar decisiones de compra. El contenido y las herramientas para automatizar la distribución de contenidos son la nueva palanca. El uso de reglas y variables que permitan aproximar esa información al usuario que está en proceso de tomar una decisión de compra, está siendo ya la gran barrera de competencia.
Si trabajas en digital, te invito a darle una vuelta a las siguientes reflexiones como palanca para plantear tus bases de diferenciación: 
1. Crea contenidos que no cuenten tus productos o servicios, crea contenidos que ayuden a decidir. Cada una de las inversiones que he realizado en el pasado iban orientadas a hablar de las bondades de mi producto o servicio. Ahora ya no tiene sentido esa inversión si no va orientada a ayudar al usuario a decidir. Posiblemente te toque una conversación difícil con otros decisores en tu compañía. La segunda conversación será más fácil, si eres capaz de medir la contribución de cada contenido a la conversión final. Es posible

2. Los contenidos están formados por palabras. Cada uno de los contenidos que ayudan a un usuario a tomar una decisión de compra tienen detrás alguna keyword, un texto alternativo, un tag, un title o una bio. Ordena las palabras para que hagan por sí mismas más de la mitad del trabajo. Merece la pena no invertir en traer tráfico, si aún no has resuelto estos básicos.

3. Aprende a discernir todas y cada una de las palancas a tu alcance. Un blog puede ser la mejor de herramienta de generación de oportunidades de compra para tus usuarios. Solo tienes que utilizar el tráfico en momentos de información. No permitas que un usuario que vuelve, reciba el mismo trato. Ya le conoces, ¿seguro que no le puedes contar algo nuevo?, ¿seguro que no puedes conseguir más información a cambio de nuevos contenidos?

4. La información está dentro y también fuera. Hay mucha más información útil de la que puedes imaginar en el comportamiento del usuario fuera de tus activos digitales. Y si además eres capaz de unir esa información con tu analítica, puedes llegar a ser capaz de crear alquimia. ¿Cuántas ofertas de compra se segmentan por el valor potencial de un usuario sobre variables de la propia compañía?, ¿No es acaso la capacidad de influencia de un usuario una nueva fuente de potencial valor?

5. No toda la métrica está contenida en un funnel. Pensar en digital y limitar toda tu métrica a los resultados de un funnel es perder amplitud de miras. Hay mucha más información en el comportamiento del usuario antes y después de pasar por ese embudo mágico. Dale la oportunidad al usuario de que ella o él elijan la forma de comprar y deja que evalúen tu oferta,. Con calma. Aunque no te conviertan en online. Ahora, aprende a medir esa actividad fuera de tu analítica digital.

6. Los usuarios son personas. Trabaja en unir la información de accesos, visitas, eventos y decodificarla a personas. Si aún no eres capaz de hacerlo, merece la pena invertir en alguien que te ayude a hacer ese trabajo antes de seguir despilfarrando en campañas y engañándote a ti mismo con mejoras del CPC, CPM o CPA. El que inventó el CPC también inventó el GRP. Ahora tú decides. Yo prefiero hablar de acompañar a personas. 

7. También se puede optimizar tu curva de aprendizaje. Si cada una de las acciones que realizas o cada uno de los contenidos que creas no te han aportado ningún aprendizaje, hay parte de tu trabajo que estás tirando a la basura. La capacidad de medir en tiempo real cada interacción con tus usuarios, te permite probar varios formatos, varios asuntos, varios botones y optimizar en una misma acción, la acción completa. Y esa optimización puede suceder en un solo día. Todo es cuestión de volumen y de habilidad en la elección de las alternativas. 

Y ahora prueba a hacerte el test de diferenciación: ¿haces llegar tu oferta a tus clientes digitales o ayudas a tus usuarios a decidir? Yo prefiero la segunda opción

Imagen by Cocoe
Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 12:43 a. m.