Derechos Autor bajo licencia Creative Commons

miércoles, 19 de diciembre de 2012

No es causalidad

No es casualidad que cada uno de nosotros este viviendo un cierre de año "agotador". No es casualidad que en estos momentos haya tanta información disponible sobre un cambio de era. No es casualidad que el final de este año, parezca el final de algo más. Tampoco es casualidad que yo haya decidido escribir esto ahora.

Hace varios años inicié un camino personal hacia algo que no tenía sentido en ese momento, y en ese preciso momento, había una fuerza que me empujaba a dar el paso. Hoy, echando la vista atrás, estoy convencido de que el primer paso era estar lleno de dudas. Desde entonces, algunas de la decisiones importantes que recuerdo haber tomado llevan asociada una carga importante de intuición.

Hoy percibo a diario la existencia de un nuevo discurso -cada vez más extendido, más presente- que genera cierto grado de confusión entre todas las personas que se niegan aceptar que exista algo llamado alma, espiritualidad, conciencia global, intuición como inteligencia del alma, conexión no racional entre las personas, sospecha de que algo no cuadra, cambio de energía, ruptura de paradigmas. Y un largo etcétera. Y lo más gracioso de todo lo anterior, es que quien menciona esos términos con naturalidad, no siente ninguna necesidad de convencer al que no entiende este discurso. Y no son solo palabras. Y es algo más que el lenguaje. Y sin el lenguaje no tendría sentido. Y el brillo en los ojos del que sí entiende, basta para conectar. Y no es necesaria ninguna explicación. Que de explicaciones, ya andamos sobrados en "matrix". Y curiosamente, ninguna de esas explicaciones nos ha llevado a crear nada nuevo.

Mientras escribo esto, siento la sonrisa en mi rostro. Tiene sentido y no tiene explicación. Y es así como debe ser. Y no es casualidad. Y sí, es causalidad.

A partir de ahora, ya estamos hablando.

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 12:01 a. m.

miércoles, 31 de octubre de 2012

¿Cuál es tu elección: la píldora azul o la roja?

Puedes elegir el camino de solo querer ver lo que siempre has visto o puedes elegir empezar a ver algo diferente. Nadie te garantiza nada. La experiencia seguirá siendo tuya y la única condición es que no hay vuelta atrás.


@b_crespo_Píldora Roja o Azul
Mi recomendación es empezar a ver algo diferente
Cuando yo decido dejar de ver cosas en la forma de: el trabajo, la crisis, los enfrentamientos, los reproches, los obstáculos; Para empezar a ver mi vida en términos de: mi elección, una nueva forma de hacer, los conflictos, lo que pido y lo que declino, mis limitaciones y mis fortalezas; todo cambia. A partir de ese momento empiezo a vivir mi vida en término de creación y no de narrativa. Dejo de contar mi vida y empiezo a crear. Es un salto cuántico. 

Ese camino es bien sencillo y hay que tener el coraje para dar el paso. Supone dejar de observar para convertirte el protagonista de tu vida. Ya no hay excusas, solo planes por ejecutar. 

Siento que ahora soy dueño de mis elecciones y responsable de mis actos. Construyo y destruyo. 
Y solo yo soy responsable. En ese momento, desapareen los culpables.

Toca mojarse y el chapuzón es recomendable. Cuando decía que no hay vuelta atrás es porque no apetece volver. Es más agradable, a mi juicio, sentirse responsable. 

Y ahora te invito a buscar tu píldora azul o tu píldora roja, y si quieres te acompaño en tu elección.

Seguimos hablando...
Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 12:23 a. m.

jueves, 19 de julio de 2012

"Paralegato" a favor de un ser humano.

Esto que quería escribir hoy no podía ser un alegato contra la crisis, porque suficiente pábulo tiene ya esa palabra. Yo no colaboro más con ese estado de ánimo.
Esto que quería escribir hoy es lo mas parecido a un tributo al ser humano. Y quería que fuera para un ser humano en concreto. Y es posible que más de un ser humano se sienta identificado en lo que va a leer ahora.
Y es posible que lo esté escribiendo ahora sea también para él o para ella.
Y estoy seguro de que es para mi amigo Rafa.

 ¿Quién te dijo alguna vez que no eras capaz?, ¿Quién te contó que tú no eras brillante? ¿Acaso no te ha contado nadie que tú eres único? Ya eres único. No hace falta que crees algo nuevo porque tu sola existencia, es única, perfecta tal y como es y está cumpliendo un propósito que es solo tuyo.
Y yo te admiro por ello.

Tu humildad te hace grande. Tu capacidad para reconocer que te sientes solo, abatido y asustado, demuestran tu coraje y tu fuerza.
Te admiro porque reconocer que te sientes pequeño, me da una pista de tu grandeza. Tu capacidad para asombrarte con cada conversación, revela tu voluntad de aprender. Tu disposición a la escucha y tu sabiduría.

Te admiro porque hoy escuchándote, he visto a un ser humano extraordinario que mostraba su confianza en otros seres humanos. Hoy me he sentido más cerca de ese mundo en el que me gustaría vivir. Ese mundo ya existe y tú me lo has mostrado. Te admiro porque saber pedir ayuda, demuestra que te reconoces a ti mismo como parte de algo más grande. Y solo ese gesto, te hace aún más grande.

Me has enseñado hoy que es posible declarase incompetente y ser consciente al mismo tiempo de que la competencia ya está contigo. Me has enseñado el coraje para reconocer que sentirse vulnerable es sentirse vivo. Me has enseñado que es posible admitir que  las cosas no salen como a veces nos gustaría. Y eso forma parte de nuestra existencia.

Me has regalado parte de tu sabiduría y de tu fortaleza. Y quiero mostrarte mi gratitud.  Después de escucharte hoy, tengo más esperanza que ayer. Gracias amigo. Te admiro por ello.

Yo he sido capaz de jugar con el lenguaje al nombrar este post. He inventado una palabra para ti. Te invito a que te inventes a ti mismo. Deseo que desafíes quien crees que eres ahora, para recuperar tu inocencia y tu bondad. Intuyo que ese es el camino que te toca hacer para recuperar la fuerza que siempre has tenido. Hoy has mostrado tu grandeza.

Te admiro mi amigo.
Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 1:02 a. m.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Crisis Soberana

No es casualidad que se hable tanto de la crisis de la deuda soberana en estos días. Y para seguir con mi reflexión, me he querido quitar de en medio la palabra "deuda". Me quedo con "crisis" y "soberana". La parte financiera se la dejo a los telediarios. Ahora explico el porqué de que tenga tanto sentido que ambas palabras se miren de forma conjunta.

Cualquiera que viva en España o esté al tanto de que lo que está pasando en estos momentos en Europa, habrá oído de forma "martilleante" estas palabras. Lo único cierto que hay en ambos vocablos -crisis y soberana- es una verdad que nos debería invitar a mirar la realidad de forma diferente. Con espíritu creativo.

Acepto que lo que estamos viviendo es lo más parecido a una crisis: cambio de reglas de juego, momentos de incertidumbre, el pasado deja de explicar el presente o el futuro y la consiguiente pérdida de referentes para cualquier analista. Sí, tiene toda la pinta de que esto es lo más parecido a una crisis. Sin embargo, lo que me ha llamado la atención es la palabra soberana. Me resulta curioso que esta palabra haya salido a la palestra y que después de tanto repetirla, suene natural.

A mi juicio lo que está sucediendo en estos momentos es el final de una forma de hacer las cosas. Hay demasiadas paradojas encima de la mesa como para no pensar que lo que ocurre, nos acerca a una nueva forma de entender nuestra realidad. Más recursos que nunca y más crisis energéticas que nunca; más inversión dedicada a la investigación de enfermedades y más enfermedades incurables; más productividad que nunca y menos producción para repartir entre tantos habitantes en el planeta; más viviendas construidas que nunca y más problemas para acceder a la vivienda; más educación y menos entendimiento; más diplomacia que nunca y más conflictos por resolver; más organismos supranacionales y menos capacidad para obtener acuerdos; más países democráticos y menos credibilidad en la democracia; más información que nunca y menos capacidad o coraje para decidir.

Creo que en la combinación de crisis y soberana hay oculto un mensaje precioso. Y aquí va mi interpretación: Está en la mano de cada uno de nosotros vivir esta realidad como el final de algo, la hecatombe de un sistema, un mensaje apocalíptico sobre el final de nuestro estado de bienestar o simplemente aceptar que se acerca el principio de algo. Y como todo principio requiere adaptación, requiere su curva de aprendizaje. La palabra soberana nos acerca a nuestro potencial, a nuestra capacidad de decidir, a nuestras infinitas posibilidades como seres que crean su propia realidad a partir de sus interpretaciones.

En esta nueva realidad que cada es responsable de crear, no hay explicaciones previas -al menos aún no han llegado. Cada uno ejerce o posee la autoridad suprema e independiente de construir su propio presente.

El viejo pensamiento ha muerto con esta crisis: el merecer, el cumplir las normas para ser premiado, el estar cerca del poder, el pensar que el poder está fuera de nosotros, el esperar la aprobación para actuar, la lealtad en espera de recompensa, el sentirse reconocido para vivir el éxito. Todo eso se ha ido al garete, junto con las especulaciones inmobiliarias, las bolsas, los políticos y con las deudas soberanas. La única soberanía ahora es la que siempre hemos tenido para crear nuestra propia realidad. La soberanía individual.

Ahora aparece un mensaje nuevo: somos lo que estamos decidiendo ser, nuestros miedos son nuestros, nuestras incertidumbres son también nuestras, las noticias incluyen hechos y a veces opinión, y somos cada uno de nosotros los que otorgamos rango de realidad a lo escuchado. Nosotros interpretamos todo y en nuestra mano está ver más allá de un pensamiento enlatado y dominado por otros -medios de comunicación, políticos, organismos "independientes".
La soberanía implica ejercer el poder de decidir si lo que oímos a diario, si lo que pensamos a diario, si lo que hacemos a diario, es nuestra realidad o la realidad de otros. Forma parte de nuestro propósito, de lo que de verdad nos importa de corazón o forma parte de los planes de otros, de la realidad de otro. Y ambas realidades pueden convivir. Lo único cierto es que somos personas y estamos abocados a convivir en este planeta.

Esta crisis nos acerca el mensaje de la autonomía para decidir y crear individualmente, de la autonomía para respetar y amar al de al lado. Siempre hemos sido soberanos para construir nuestro presente, ahora es posible que se vea más claro que nunca. La pérdida de confianza en gobernantes, autoridades ecónomas y estados en general, nos acerca a la soberanía individual. Y eso supone que yo me encargo de mi felicidad. Y mi felicidad está conectada con la felicidad de la persona que tengo al lado. Ese es el sentido de vivir en un mundo global.

Que las palabras "crisis" y "soberana" aparezcan juntas, no ha sido casualidad.

Seguimos hablando.

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 2:29 a. m.

martes, 13 de marzo de 2012

Zapato pequeño o Crecimiento.

Después de una conversación de lo más interesante este mediodía, al llegar la noche me ha venido una frase a la cabeza:"Eludir un conflicto es como calzar un zapato pequeño. Es molesto y termina dejando herida". Justo al terminar de tuitear esta reflexión, me he sentido atrapado en la frase.

Eludir un conflicto, no solo es molesto y siempre deja herida, además nos impide crecer (el pie cuando menos). Que se lo digan a japonesas y chinas y a su dolorosa tradición de vendarse el pie. Basta con hacer un Google de "foot binding" para leer algunas de las barbaridades que suponía vendar el pie de las niñas y el inaguantable dolor que traía consigo la deformación del pie como parte del sometimiento masculino a la mujer. ¿Y que tiene que ver esto con el crecer y los conflictos? Ahora sigo con la reflexión.

@b_crespo_Zapato pequeño o CrecimientoAl terminar de escribir la reflexión, me acordé de algo que leí el año pasado a propósito de las conversaciones públicas y las conversaciones privadas. Decía Rafael Echeverría en su Ontología del Lenguaje que las conversaciones que uno tiene en la cabeza a veces son un obstáculo importante en las relaciones personales. Elucubrar sobre lo que el otro quiso decir y no compartirlo con él o ella, suele ser una fuente inagotable de pérdida de confianza en una relación. Normalmente evitamos tener conversaciones sobre temas que consideramos que la otra persona puede percibir como "molestos" para justificar nuestro miedo a asumir una diferencia con el otro. ¿Por qué no compartir la inquietud?, ¿Por qué no aclarar el malentendido?, ¿Acaso enfrentar la diferencia nos garantiza malestar? A mi juicio todo lo contrario. Cuando mantenemos una conversación con una persona, a menudo en nuestra cabeza se suceden pensamientos que nos guardamos y reflexiones que no compartimos con la otra persona. La mayoría de los pensamientos o conversaciones privadas que nunca llegamos a compartir, suelen ser juicios sobre la otra persona. Juicios fundados o infundados que forma parte de nuestra incansable fuente de miedos: ¿Me estará diciendo la verdad?, ¿Qué ha querido decir con eso?, ¿Estará pretendiendo que yo haga eso?, ¡No se atreverá!, ...

¡Cuánta energía malgastada! No podemos esperar que la otra persona entienda lo que nunca le llegamos a compartir. Si por un momento probáramos a compartir lo que realmente hemos interpretado de nuestro conversar con el otro, descubriríamos la cantidad de conflictos potencialmente evitables.

El refranero español ha podido hacer daño al mal-interpretar el "En boca cerrada no entran moscas". Quiero con este post reivindicar el derecho a compartir, quiero hacer apología de la conversación como vía de solución de conflictos. Basta con legitimar al otro y respetar que desde donde observa y desde donde escucha es posible que crea lo que cree. Cada uno de nosotros arrastra su mochila de interpretaciones y cada uno de nosotros pretende lo mejor para sí mismo. Legitimar al otro en la conversación es respetar que su discurso es posible en su mundo interpretativo. Al igual que el nuestro cobra sentido desde nuestro mundo interpretativo. Y ambos mundos conviven en el mismo espacio temporal. Y ambos son posibles.

Decía Humberto Maturana que la diferencia entre percepción e ilusión está en el hecho de que en la segunda, he descubierto que por un momento mi percepción de la realidad fue errónea. Algo externo a mí, me permitió descubrir a posteriori que mi percepción no era la que yo creía. Basta con recordar haber confundido a un extraño con un conocido. Todos hemos pasado por eso alguna vez. Dado que siempre nos quedará la duda de transformar nuestras creencias actuales en ilusiones futuras, cuando menos deberíamos comprobar a través de la conversación si nuestros pensamientos no compartidos, coinciden o no con lo que el otro pretendía decirnos. En otras palabras, no transformemos nuestras expectativas o nuestras interpretaciones en posibles reclamaciones, sin haber agotado la vía de la conversación. Aclaremos las conversaciones privadas y afrontemos el conflicto.

Siguiendo con Maturana, amar es legitimar al otro como legítimo otro. Asumir que no es posible distinguir entre percepción e ilusión nos debería abrir el espacio de la legitimación del otro desde su espacio interpretativo. Desde donde creemos que vemos, nuestra realidad es siempre la cierta y también es cierta la del otro.
Asumir un conflicto es un ejercicio de legitimación del otro. Es un ejercicio de amor y respeto por el otro. Cada vez me queda más claro que eludir un conflicto impide crecer.

El "pie de japonesa" o "foot binding"se abolió en 1911. Hace justo un siglo. Yo creo que ya toca empezar a enfrentar los conflictos a diario como parte de nuestro crecimiento personal, ¿No?

... Seguimos conversando.

[Ver Aprendizaje de esta Semana XXVIII ]

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 12:32 a. m.

martes, 21 de febrero de 2012

Evolución vs Re-Evolución

Lo que estoy leyendo últimamente, me hace reflexionar sobre la posibilidad de estar viviendo un momento especial. Un momento de cambio en la forma de observar la realidad. Y eso no me parece banal. Cambiar la forma de ver la realidad, transforma la realidad en si misma. Transforma nuestras interpretaciones y altera nuestro comportamiento. Hace que dejemos de reaccionar.

Hace unas horas los acontecimientos de Valencia, #primaveravalenciana se convirtieron en trending topic mundial. ¿Es posible que todo se esté desencadenando de forma más rápida que de costumbre?, ¿Acaso la sociedad está más unida que nunca?, ¿O simplemente los políticos tienen más miedo que antes a un medio de comunicación que no dominan?.

Parece que lo ocurrido el año pasado en los países árabes, sea cierto o no que se inició en Twitter, es el germen de un nuevo equilibro mundial en el que los medios sociales desencadenan decisiones más rápido que en el pasado. Sea cual sea la realidad que están imponiendo los medios sociales, lo cierto es que están generando que políticos pidan perdón y se retracten en menos de 24 horas. Eso para mí es una novedad.

Yo me inclino por el hecho que esto que estamos viviendo no es una revolución, sino el inicio de un cambio evolutivo. Y el matiz me parece importante.

Tengo la intuición de que el cambio que estoy viviendo parte de los individuos, de las personas, una a una, para cambiar esta sociedad. Los medios sociales son un facilitador. No lo percibo como una revolución social, presiento y deseo que sea una evolución social. Un cambio de formas, una nueva forma de entender el papel de cada persona en su micro habitat, ¿Un cambio de paradigma?.

Es posible que sea el miedo el que obliga a un político a pedir perdón. Yo me quedo con su declaración y me olvido de su miedo. Prefiero celebrar el coraje de pedir perdón, a quedarme con el miedo a que su reputación quede afectada por lo que diga un tweet, o muchos.

Me quedo con la evolución (acción). La re-volución me suena a reacción. Y de reacciones está llena la historia, de actos iniciados en función de memorias, de recuerdos. Y reaccionar a un recuerdo, no crea nada nuevo a mi juicio, prolonga el pasado en el futuro. Esto de evolución me sugiere más "construcción" de un presente nuevo. Y eso me hace sonreír.

Seguimos hablando.
Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 11:57 p. m.

martes, 24 de enero de 2012

Esfuerzo o Disfrute

Tengo la intuición de que no es posible estar agotado intelectualmente. Esa ha sido mi sombra y la luz ha sido mi esposa (Charo).

Es posible estar cansado y también es posible decidir descansar. Ahora tengo claro que el cuerpo me avisa, ahora sé que cuando miro a los ojos de la gente cuando acaba de terminar su jornada de trabajo, solo puedo ver a los que hacen de corazón lo que desean y a los que hacen lo que creen que deben hacer. Cuando el trabajo se transforma en una fuente de esfuerzo para obtener resultados, ha dejado de ser disfrute. Y tengo la intuición de que el trabajo es disfrute. Todo lo que yo hago es disfrute si yo decido que sea parte de mi obra, parte de mi camino, parte de propósito.
Siempre he tenido la intuición de que las tareas no cuestan trabajo, lo que cuesta trabajo es hacerlas cuando no forman parte de mi propósito.
Si cuesta esfuerzo no es disfrute. Y si no es disfrute es porque no forma parte de mi propósito. Es posible que forme parte del propósito de otro. Y ese propósito no es ni bueno, ni malo. Simplemente no es mi propósito. En última instancia el propósito de todos nosotros es único. Como decía el mantra:"a favor de mí y en contra de nadie".

Charo me dejado claro que no puedo estar cansado de aquello que disfruto haciendo de corazón.
¿Qué estoy haciendo ahora que me hace sentir cansado?, ¿Qué deseo hacer de corazón? ¡Qué regalo!

Seguimos conversando.

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 8:30 p. m.

miércoles, 18 de enero de 2012

Papa-Branding

Ayer estuve trabajando con unos amigos y uno de ellos definió "papá" como la forma en que explicaría a su hijo de 6 años el significado de una "lovemark"

Me pareció espectacular pensar en cómo le brillan los ojos a Mateo (mi hijo) cuando pronuncia la palabra "papá". No es la palabra. Es su sonrisa, el brillo en sus ojos, la luz en su rostro. Es confianza, es alegría, es disfrute, es "contigoahoratequieromuaaaaac".

Pensar en papá y en una marca, me detona mucha confusión.

Me cuesta trabajo pensar en un acto de compra que genere tanta energía. Me cuesta trabajo creer en la existencia de una sola marca que genere tanto alrededor, de forma tan fácil y al mismo tiempo tan poderosamente, como para igualar tanta luz y tanta energía.

Confundir el amor con un acto de compra, a mi juicio, es lo más parecido a comercializar el brillo de los ojos de Mateo. Siento que no le devolvería ni una millonésima parte de lo que me entrega. Siento que le estaría traicionando.

Y lo cierto es que me encantó la forma de explicar lovemark a un niño de 6 años. Me he quedado pillado.

¿Dónde aprendí yo la traición?, ¿Será que no merece la pena explicar las emociones?, ¿Acaso explicamos la sensación de que el tiempo ha pasado volando cuando estoy haciendo algo que me encanta? Basta con mirar a alguien que haya sentido lo mismo alguna vez y el brillo de sus ojos lo dirá todo.

Me sobran las explicaciones.

Seguimos hablando...

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 11:30 p. m.

lunes, 2 de enero de 2012

2012: Año Mítico

[Transcripción parcial del mensaje 2012 de Julio Olalla para la comunidad Newfield extraído de youtube.com:"El 2012 es un año mítico"
 "...cambio en el tiempo del ser humano...".
No es el fin de un mundo como predecían los Mayas "... es el fin de un mundo, es el fin de una manera de habitar la Tierra"
El 2012 es una año en que debemos "... trabajar en un aprendizaje que apunta a habitar el planeta con amor, habitar el planeta consciente-mente, habitar el planeta alegremente y cuidándolo"
"... re-formular lo que significa una buena vida para la humanidad..."
“…este año nuestra tarea de aprendizaje implica un simbolismo mayor, lleno de luces..”
Vivimos ahora una “…profunda agudización de los polos opuestos, de las contradicciones”
“…Tiempos de agudas contradicciones” “… todos los días aparece intensamente la luz y la sombra del vivir”
“…Declarar que este 2012 va a ser una año de aprendizaje y profunda acción”

“…Aprender a vivir la Tierra con amor” ...]


¿Cómo supone aprender a vivir en este planeta con amor? , ¿Puede ser empezar a cuestionarse el propósito individual de cada uno de nosotros en este planeta? 


Me gustaría añadir mi interpretación de este mensaje, con una cita que encontré atribuida a Osho :"...El momento en el que eres capaz de sentirte agradecido por la alegría y el dolor, sin distinción, sin elección, simplemente sentirte agradecido por lo que recibes... Puede que te guste, puede que te disguste, y será necesario para tu crecimiento. Invierno y verano son necesarios para nuestro crecimiento. 
Una vez que esta idea se instaura en tu vida, cada momento es un momento de gratitud... Entonces sentirás que surge un silencio y un gozo desconocido en tu corazón." 


...Seguimos conversando.
Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 12:52 p. m.